Ejes articuladores

Ejes articuladores


  • Educación intracultural, intercultural plurilingüe

Dinamiza el fortalecimiento de las identidades culturales a través de la transmisión intergeneracional de saberes, conocimientos, valores, tecnologías y ciencias propias que las legitiman a partir de la autodeterminación cultural y los procesos creativos, recreativos e investigativos que de ellas devienen; propiciando la igualdad de oportunidades y condiciones, la eliminación de la discriminación económica, política, social, cultural y todas las formas de violencia, para el ejercicio y exigibilidad de los derechos. Todo dirigido a la valoración y desarrollo de las culturas y sus lenguas, en el marco del pluralismo de los conocimientos y saberes.

La educación intracultural e intercultural contribuye a la unidad del estado Plurinacional tomando en cuenta su pluriculturalidad y estableciendo relaciones dialógicas que desarrollen la complementariedad entre posiciones, intereses y proyectos en armonía para Vivir Bien y superar las inquietudes derivadas de las estructuras coloniales y de la colonialidad, también a través del plurilingüismo que promueve una experiencia activa de uso y producción de significados en todos los ámbitos de la vida y en consecuencia en el desarrollo de los campos, áreas y disciplinas de conocimientos y saberes del Sistema Educativo Plurinacional, operatizada a través  de una lengua originaria, el castellano y el aprendizaje de una lengua extranjera.


  • Educación en valores sociocomunitarios

Los valores sociocomunitarios promueven la convivencia armónica entre los seres humanos, la Madre tierra y el Cosmos, a través de la práctica de la unidad igualdad, dignidad, libertad, solidaridad, reciprocidad, respeto, complementariedad, armonía, transparencia, equilibrio, igualdad de oportunidades, honestidad, paz, inclusión física, cognitiva y social en la familia, la comunidad y el Estado, equidad social y de género en la participación, bienestar común, responsabilidad, justicia social, distribución y redistribución de los productos y bienes sociales”.

 

  • Educación para la producción

La educación para la producción parte del principio de generar equilibrio entre la comunidad, la Madre Tierra y el Cosmos y contempla la producción tangible e intangible.

El motor de la educación productiva, es la investigación científica aplicada a los conocimientos y saberes respecto a todos los ámbitos de la vida y a la identificación y resolución de desafíos necesidades y problemas locales, regionales y nacionales

La producción tangible, Técnica, tecnológica y científica toma en cuenta las vocaciones productivas territoriales y sus potencialidades, desarrollando capacidades, habilidades y destrezas humanas creativas, así como complejos productivos y tecnologías adecuadas.

La producción intangible, abarca la producción científica académica aplicada a los ámbitos socioculturales, naturales, económicos, políticos y artísticos, generando nuevos entornos creativos ya expresivos para la transmisión de la producción intelectual y artística.

Para la población con necesidades diversas, asociadas a las capacidades y habilidades diferentes, la educación productiva se desarrolla de acuerdo a las necesidades y potencialidades de los y las estudiantes.

La educación para la producción es pertinente al entorno social y es producto de la acción de mujeres y hombres son sensibilidades sociales y conciencia transformadora, creativa, inventiva, colaborativa y propositiva, valorando los saberes, conocimientos y prácticas ancestrales propias como las generadas en otros ámbitos del mundo.

  • Educación en convivencia con la naturaleza y salud

 

Promueve la toma de conciencia, la apropiación y difusión de conocimientos y saberes adecuados y eficaces para la salud de la comunidad, la Madre Tierra y el Cosmos.

Los estilos de la vida saludables, así como una sexualidad san y responsable promueven el ejercicio y exigibilidad de los derechos individuales de cada ser humano y los derechos colectivos, garantizados un estado de bienestar físico, mental y emocional para el disfrute de la vida en todas las fases del ciclo biológico en relación con el entorno.

Por otro lado, también se contempla la práctica complementaria entre la medina natural propia de los pueblos indígena originarios con otras medicinas como la occidental, del continente asiático, la biodanza, musicoterapia, la medicina holística y las terapias en base a la alimentación natural y orgánica. (Currículo del subsistema de Educación Regular, 2011, pág.10-11)

Los ejes articuladores garantizan la articulación horizontal y vertical de los objetivos y contenidos. Son saberes, conocimientos, actitudes y prácticas priorizadas por la comunidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*